Artículos

Inicio / Archivo de Artículos / ¿QUÉ ES UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE?

¿QUÉ ES UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE?

05 de Febrero de 2018

La encrespada situación política que vivimos y la cercanía del bicentenario como República han hecho que se vuelva a mencionar la necesidad de una Asamblea Constituyente. No es para menos. De una Asamblea Constituyente nace una nueva Constitución. Por ello, cuando se propone una Asamblea Constituyente lo que en realidad se está diciendo es la necesidad de una nueva Constitución. El lunes pasado detallamos las características particulares que tiene el texto constitucional. Una de ellas es su origen.

El Perú, a lo largo de su historia, ha tenido una docena de constituciones. Demasiado, si tenemos en cuenta que para la formación del sentimiento constitucional en la ciudadanía se requiere que los textos constitucionales duren añares y atraviesen generaciones. Ha sido la azarosa vida republicana con permanentes golpes de Estado la que ha provocado este exceso de normas constitucionales. Actualmente, se señala que los vacíos, imperfecciones y contradicciones de nuestra Carta Magna requerirían demasiadas reformas constitucionales, y aprovechando la cercanía del bicentenario de nuestra independencia sería una importante coincidencia para dar una nueva Constitución que responda a los desafíos del siglo XXI. Esta decisión está en manos de los padres de la patria.

Una Asamblea Constituyente tiene características muy propias. Se convoca a elecciones para nombrar a sus miembros, tan igual que para la elección de congresistas. Los elegidos son denominados constituyentes y, a diferencia de los congresistas, su labor se concentra única y exclusivamente en elaborar una nueva Constitución. Generalmente esto conlleva un año de trabajo, aunque puede durar más tiempo. Promulgada la Constitución, la Asamblea Constituyente desaparece. Esta Asamblea tiene un poder casi ilimitado, por ello su importancia y su transitoriedad. Este poder constituyente solo tiene dos límites en su actuar, después puede hacer lo que quiera con la Carta Magna que elabora. Uno, es el respeto irrestricto por los derechos fundamentales. Esto es, por más que cambie la visión de gobierno y la política de Estado, la nueva Carta Magna no podrá disminuir los derechos fundamentales ya reconocidos ni desconocer los compromisos internacionales de derechos humanos. Y, dos, no podrá ir contra la “Constitución Histórica”. Esto significa que a pesar de su labor creativa, los constituyentes no podrán regular en el texto constitucional algo contrario o abiertamente contrapuesto con lo establecido por las constituciones anteriores. Un ejemplo lo constituye el que una eventual Asamblea Constituyente no podría implantar en el Perú una monarquía constitucional ni hacer de nuestro país un Estado Federal, esto, porque las raíces más profundas de nuestra historia constitucional nos han marcado a fuego como un Estado republicano y unitario. Lo que los constituyentes sí podrían variar es todo lo que no hace a la esencia de la nación peruana.

Hacemos votos para que, si finalmente se decide darle al Perú su primera Constitución de este siglo, la Asamblea Constituyente que se forme sea plural y tolerante.

 

Publicado en el diario Exitosa el lunes 05 de febrero de 2018.

Fuente: http://exitosanoticias.pe/opinion-guido-aguila-grados-una-asamblea-constituyente/