Artículos

Inicio / Archivo de Artículos / FINAL DEL PRIMER TIEMPO

FINAL DEL PRIMER TIEMPO

07 de Noviembre de 2017

En el preciso momento en que usted lee estas líneas se cumple la primera mitad de nuestro periodo en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Hace dos años y medio que el 40 % de los abogados de todo el Perú confió en nosotros para aportar en una de las instituciones más importantes del Sistema de Justicia. Al ser la elección universal, las expectativas se multiplican y la responsabilidad es mayor. Desde el primer día exige un despliegue potente de acciones acompañadas de sólidas convicciones éticas. A esto, se suma una circunstancia que no es menor: de los treinta meses en el CNM, veinticuatro han sido como presidente. Un inicio tan súbito como intenso.
 
Con la valiosa colaboración de todo el factor humano del CNM, se han logrado avances que nos enorgullecen: estuvimos en los 33 distritos judiciales y fiscales del país para conocer directamente su realidad; la especialización y transparencia de los exámenes de selección y nombramiento en todos los niveles; la ratificación de magistrados con rigor y rostro humano al mismo tiempo; el nombramiento de jueces quechua hablantes y aimara hablantes para las zonas que así lo requerían; el nuevo diagrama de procedimientos disciplinarios que permiten resolver los casos en un máximo de 60 días y, todo esto, con respeto irrestricto de los derechos fundamentales del evaluado; se reconoció las buenas prácticas de los jueces y fiscales a nivel nacional; se estableció puentes con los colegios de abogados y facultades de Derecho de todo el país; se dio presencia y voz al CNM en las redes sociales y los medios de comunicación y se lideró las innovaciones tecnológicas en el sector. También hay temas pendientes aún: las reformas legales y constitucionales del sector Justicia, la mejora en la capacitación permanente y la escala remunerativa de nuestro personal y el afianzamiento de todo lo avanzado.
 
En días de fiebre futbolera, el corolario de estas líneas debe ir en consonancia. Ha concluido el primer tiempo de un partido duro y de pronóstico reservado. Iniciamos, desde hoy, el segundo tiempo de nuestro quehacer en el CNM. En 100 días dejaremos la presidencia. Para siempre. Entonces, el desafío será mayor: desde nuestro lugar de consejero debemos continuar con la consolidación institucional. El reto es hermoso: mantener un liderazgo, sin cargo. Con la bendición de Dios, tenemos energía, nervio y músculo para seguir avanzando y sorteando obstáculos. No sabemos si alcanzaremos los objetivos. Pero lo intentaremos hasta el minuto final. Y sudaremos la camiseta hasta la última costura.

Publicado en el diario Expreso el martes 7 de noviembre de 2017.