Artículos

Inicio / Archivo de Artículos / CNM: DESAFÍOS 2017

CNM: DESAFÍOS 2017

03 de Enero de 2017

La semana anterior hicimos un rápido balance de la labor del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) durante el año 2016. A lo señalado habría que sumarle una apuesta que fue transversal a las líneas maestras de la gestión institucional: el cambio de paradigma de un CNM temido por el de un CNM respetado.

En efecto, la práctica del veto en los nombramientos, la gruesa sombra de una ratificación arbitraria en los inicios del presente siglo y procedimientos disciplinarios interminables generaban que el CNM sea visto con desconfianza, inseguridad y recelo.

Las medidas adoptadas quedarán en la historia de la justicia peruana: 1) La conformación de comisiones tripartitas (CNM, PJ y MP) para la elaboración de nuevos reglamentos; 2) Exámenes con la garantía de ser especializados, razonados y seguros; 3) Entrevistas de ratificación horizontales, respetuosas y eliminado la cultura de la sospecha que se había mudado con familia y muebles al Consejo. El siguiente paso es la ratificación automática para los magistrados de actuar excelente; 4) procedimientos disciplinarios con la garantía de predictibilidad (se expidió el primer precedente en este rubro) y  con una duración máxima de 60 días.

Empero, aún no es suficiente. El año 2017 debe ser de mayor trajín y esfuerzo para el pleno del CNM. El nuevo titular a partir de marzo no sólo deberá continuar y mejorar lo avanzado hasta el momento, sino que deberá pagar la deuda pendiente de la actual gestión: la mirada hacia el interior del Consejo y valorar y optimizar las condiciones del factor humano de la institución.

En efecto, en las instituciones del Sistema de Justicia, que por mandato constitucional mudan de conformación cada cierto tiempo, se mantienen enhiestas por la labor de quienes están antes y después de los funcionarios de turno. El CNM tiene funcionarios de primerísimo nivel que se encuentran prisioneros de una política remunerativa que no es recíproca con respecto al aporte profesional y laboral que brindan.

Con un CNM estabilizado y con un derrotero marcado a fuego que garantiza mejores jueces y fiscales para el país, será más fácil seguir el fortalecimiento institucional: mayor credibilidad hacia afuera y una revalorización hacia adentro. Los nuevos retos institucionales han llenado a plenitud el calendario 2017. Se correrá la cancha hasta el último rincón. También se sudará la camiseta hasta la última costura. Entonces, precisamos darles las mejores condiciones a los actores que sostiene la labor del CNM. Manos a la obra.

Fuente: http://www.expreso.com.pe/opinion/guido-aguila-grados/cnm-desafios-2017/